Blog Image

alcoe

24 de Junio: Día Internacional Contra la Contaminación Electromagnética

Artículos Posted on Tue, June 24, 2014 01:10:19

Los límites máximos de emisión de radiaciones electromagnéticas establecidos por la legislación española son 4.500 veces superiores a los recomendados por el Consejo Europeo para garantizar la salud de las personas

Se implanta el Wifi en las escuelas desoyendo la Resolución 1815 que recomienda conexión a Internet por cable en las aulas

La implantación del 4G y la nueva Ley General de Telecomunicaciones multiplicarán más aún la intensidad de la contaminación

Crece en España la incidencia de la electro hipersensibilidad, una afección reconocida como enfermedad en otros países

La sufría Ángela Jaén, que se quitó la vida en Pinto el pasado mes de noviembre tras mudarse 9 veces por no encontrar un lugar “limpio” de ondas electromagnéticas

24J: ESPAÑA CONMEMORA EL DÍA INTERNACIONAL CONTRA

LA CONTAMINACIÓN ELECTROMAGNÉTICA CON ÍNDICES

HISTÓRICOS QUE AFECTAN A LA SALUD DE LA POBLACIÓN

Madrid, 21 de junio de 2013. En España cada vez hay menos que celebrar el Día Internacional contra la Contaminación Electromagnética, que se conmemora el 24 de junio. Es el diagnóstico de la Plataforma Estatal contra la Contaminación Electromagnética (PECCEM) www.peccem.org, integrada por asociaciones de personas afectadas por los campos electromagnéticos, asociaciones de personas electrohipersensibles (EHS), asociaciones vecinales, organizaciones ecologistas.

La plataforma denuncia que, lejos de poner en práctica las recomendaciones del Consejo de Europa, de la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer de la Organización Mundial de la Salud, de la Agencia Europea de Medio Ambiente, del Parlamento Europeo, etc. dirigidas a reducir los límites máximos admitidos para garantizar la salud de las personas, en especial de los niños y adolescentes), en el Estado español las autoridades continúan promoviendo y subvencionando políticas de cobertura total en beneficio de la industria de telecomunicaciones que elevan exponencialmente los riesgos a los que está expuesta la población. Es el caso del sistema 4G y la nueva Ley General de Telecomunicaciones actualmente en trámite, cuyo objetivo principal es favorecer el despliegue tecnológico o la extensión de los tendidos eléctricos de alta tensión o la implantación de los nuevos contadores inteligentes de medida de suministros eléctricos, que van a añadir mucha más contaminación a la ya existente.

Los sucesivos gobiernos españoles han hecho caso omiso las reivindicaciones de la PECCEM, dirigidas a reducir notablemente el límite máximo de radiaciones electromagnéticas, que en España es 4.500 veces superior a la recomendada por el Consejo Europeo para garantizar la salud de las personas (450 microvatios/cm² frente al valor recomendable fijado de 0,1 microvatios/cm²).

Como consecuencia de esta irresponsable política plegada a los intereses económicos de las grandes corporaciones de las telecomunicaciones, en España crece de forma notable el número de personas que padecen electrohipersensibilidad, una dolencia de la que apenas se habla toda vez que, a diferencia de países como Suecia, no está reconocida como enfermedad y sus síntomas (cansancio, insomnio, cefaleas, irritabilidad, desorientación…) reciben un tratamiento médico incorrecto que, en no pocas ocasiones, agrava su padecimiento.

Es el caso de Ángela Jaén, que se quitó la vida en Pinto el pasado mes de noviembre tras mudarse 9 veces por no encontrar un lugar “limpio” de ondas electromagnéticas y recibir un tratamiento inadecuado.

El hecho de que no haya sido reconocida como enfermedad dificulta el cálculo del número de personas que la padecen, pero en Suiza, un país a cuyo grado de desarrollo se asemeja. España, registró en 2004, una frecuencia del 5%.

Por todo ello, PECCEM reclama al Gobierno que aplique la resolución 1815 del Consejo de Europa, que insta a los países miembro de la UE a “adoptar todas las medidas razonables para reducir la exposición a los campos electromagnéticos y, en especial, a los niños y jóvenes que al parece corren mayor riesgo de padecer tumores de la cabeza”.

Con ese objetivo, PECCEM y otras organizaciones de Bélgica, Suecia, Francia, Italia y Portugal van a promover una Iniciativa Ciudadana Europea (ICE) para que se obligue a los Estados de la UE a aplicar la Resolución 1815 del Consejo Europeo.

El sábado 29 de junio representantes de esas organizaciones presentarán en rueda de prensa el contenido de la ICE.



Guarderías sin WiFi

Artículos Posted on Tue, June 24, 2014 00:51:00

Guarderías SIN wifi


Francia prohibirá el wifi en las guarderías por precaución

EFE. PARÍS

El proyecto de ley de los diputados franceses también contempla la limitación del wifi en las escuelas

La proposición también incluye la prohibición de que la publicidad de teléfonos móviles se dirija a menores de 14 años

Los diputados franceses iniciaron este jueves el debate de un proyecto de ley, apoyado por el Gobierno, que entre otras cosas prohibirá la instalación de wifi en centros de acogida de niños de menos de tres años, como guarderías, y limitará su uso en las escuelas como medida de precaución.

El wifi sólo podrá encenderse en las escuelas maternales y de educación primaria “cuando las actividades pedagógicas lo justifiquen”, lo que implicará

que tendrán que estar equipados con un dispositivo que permita fácilmente apagarlo, explicó la ministra de Economía Digital, Fleur Pellerin.

En una entrevista publicada este jueves por “Le Parisien”, Pellerin subrayó que no tiene sentido instalar wifi en los centros que acogen a niños de menos

de tres años.

Uno de los puntos más polémicos del texto legislativo, elaborado por la diputada ecologista Laurence Abeille, y respaldado por los ministros de Economía Digital y de Ecología, Philippe Martin, es que fija un marco para el despliegue de antenas para móviles y otros servicios de telecomunicaciones.

En concreto, se introduce “el principio de moderación”, que fija tres tipos de obligaciones para los operadores cuando instalen sus antenas: la concertación y la información de los vecinos, la transparencia y “la re-absorción de los puntos atípicos, donde las emisiones son superiores a la media”.

La Agencia Nacional de Seguridad Sanitaria (Anses) se encargará de identificar los puntos negros en términos de emisiones (se estima que hay un millar en Francia, donde hay 120.000 antenas), estudiar la forma de controlarlos y verificar que las empresas actúan para corregirlos.

La proposición legislativa incluye la prohibición de que la publicidad de teléfonos móviles se dirija a menores de 14 años y establece unos estándares sobre la información que se deberá aportar a los compradores sobre las ondas que generan.

En paralelo, se prevén campañas para promover el uso de los dispositivos de manos libres y evitar en lo posible tener mucho tiempo el teléfono pegado

a la cabeza por los riesgos potenciales.

La Federación Francesa de Telecomunicaciones (FFT), por boca de su director general, Jean-Marie Danjou, manifestó su disposición a mejorar la

información y la transparencia, pero criticó la forma en que se presenta a los operadores.

“Los trabajos llevados a cabo en Francia desde hace tres años muestran que el nivel de exposición es 100 veces inferior a la norma de la Organización

Mundial de la Salud (OMS)”, destacó Danjou, que advirtió de los problemas del “principio de moderación” por su carácter indefinido.

El representante de la industria insistió en que, según la Anses, no hay ningún riesgo demostrado en los llamados puntos negros y en que -a falta de una

demostración formal- la mayor incertidumbre se refiere a la utilización de forma prolongada de los celulares pegados a la cabeza.

Pellerin consideró que las inversiones en el sector son necesarias porque hay una fuerte demanda, pero justificó esta regulación porque el sector no

puede ser “el lejano oeste”.

También hizo notar que con los móviles de cuarta generación, la red de antenas emite menos que la 3G. Por eso, “cuando sólo haya una red 4G, eso

será un factor de menos emisiones”.

Publicado 6 Abril por JLSC



El WiFi en la Escuela

Artículos Posted on Tue, June 24, 2014 00:47:02

Carta de la Dra. Magda Havas “El wi-fi en la escuela”

Dr. Magda Havas, B.Sc., Ph.D.

Environmental & Resource Studies, Trent University, Peterborough, ON, Canada Tél: (705) 748-1011 x7882 Fax: (705) 748-1569 Courriel: mhavas@trentu.ca

5 de mayo de 2009

Carta abierta a los padres/madres, profesores /as y juntas escolares sobre las redes de Wi-Fi en la escuela.

Soy una científica que investiga sobre los efectos de la radiación electromagnética en la salud y cada vez estoy más preocupada por el hecho de que un número creciente de centros escolares están instalando redes de Wi-Fi y poniendo a disposición de las estaciones base de antenas de telefonía móvil sus centros escolares.

El Gobierno Federal del Canadá (Ministerios de Industria y Sanidad), así como los suministradores de esta tecnología les dirán a ustedes que es segura, siempre que los niveles de exposición a las radiaciones de sus radiofrecuencias se mantengan por debajo de los niveles recomendados por el Gobierno Federal.

Esta información, además de no estar actualizada, es incorrecta, como lo atestiguan un número creciente de artículos científicos que informan de efectos biológicos nocivos para la salud por debajo de los niveles máximos recomendados en nuestro Código de Seguridad 6 (véase www.bioinitiative.org) y el creciente número de organizaciones científicas y médicas que están reclamando la aplicación de recomendaciones más estrictas.

Por estas razones, es irresponsable introducir la radiación de microondas Wi-Fi en el entorno escolar donde niños/as de corta edad pasan horas diariamente.

DATOS:


1.RECOMENDACIONES: Las recomendaciones sobre niveles máximos de exposición a las radiaciones de microondas (que son las utilizadas en la tecnología Wi-Fi) varían según el país del mundo de que se trate en cinco órdenes de magnitud. Las directrices más restrictivas son las de Salzburgo, Austria, y recientemente también las de Liechtenstein. En estos países la recomendación es de no superar 0,1 microwatios/cm2. Véase el breve video : http://videos.next-up.org/SfTv/Liechtenstein/AdoptaNorme06VmBioInitiativeTelefoniaMovil/24112008.htm

¡En Suiza la recomendación es de no superar 1 microwatio y en Canadá es de 1000 microwatios/cm2!

¿Por qué Canadá tiene recomendaciones que son mucho más permisivas que otros países? Las recomendaciones de Canadá se basan en el efecto térmico a corto plazo (exposición de 6 minutos). Se asume que si esta radiación no eleva la temperatura de los tejidos del cuerpo es “segura”. Pero esto no es correcto. Se ha documentado la existencia de efectos a niveles muy inferiores de los que producen una elevación de la temperatura corporal. Véase el informe adjunto: Analysis of Health and Environmental Effects of Proposed San Francisco Earthlink Wi-Fi Network (2007).

Estos efectos biológicos comprenden una mayor permeabilidad de la barrera hematoencefálica, una mayor afluencia de Calcio, un aumento de las roturas de ADN y del cáncer, la inducción de proteínas de estrés y daños en los nervios. La exposición a esta energía se asocia con alteraciones de los leucocitos en los niños/as de edad escolar; leucemia infantil; trastornos de las funciones motoras, del tiempo de reacción y de la memoria, dolores de cabeza, vértigo, fatiga, debilidad e insomnio.

2. ELECTROHIPERSENSIBILIDAD: un segmento creciente de la población se ve afectado nocivamente por estas frecuencias electromagnéticas. Su enfermedad se conoce como la “electrohipersensibilidad” (EHS) y está reconocida como discapacidad en Suecia. La Organización Mundial de la Salud (OMS) la define como sigue:

“…fenómeno por el cual algunas personas experimentan efectos nocivos para la salud cuando usan o se encuentran en la proximidad de dispositivos que generan campos eléctricos, magnéticos o electromagnéticos (CEMs)… la EHS es un problema real y a veces debilitante para las personas afectadas, a pesar de que el nivel de CEM en su entorno habitual no sea mayor que el que se encuentra en otros medios ambientes normales. Los niveles de exposición que pueden tolerar estas personas son varios órdenes de magnitud inferiores a los límites aceptados internacionalmente como norma”-

El Departamento de Sanidad de Canadá reconoce en su recomendación del Código de Seguridad 6 que algunas personas son más sensibles que otras a esta forma de energía, pero que todavía no han tratado de resolver el problema con una revisión de sus recomendaciones.

Los síntomas de EHS comprenden trastornos del sueño, fatiga, dolores, nauseas, afecciones cutáneas, problemas oculares y auditivos (tinitus), vértigo, etc. Se calcula que el 3% de la población está gravemente afectada y otro 35% tiene síntomas moderados. La exposición prolongada puede estar asociada al desarrollo de la sensibilización y por esta razón es imperativo que se minimice todo lo posible la exposición de los niños y niñas a la radiación de microondas (Wi-Fi y teléfonos móviles).

3. SENSIBILIDAD DE LOS NIÑOS Y NIÑAS: los niños y niñas son más sensibles a los contaminantes ambientales entre los que figura la radiación electromagnética. El Informe Stewart (2000) recomendó que los niños/as no usaran teléfonos móviles excepto en emergencias. El teléfono móvil expone su cabeza a la radiación de microondas. La conexión inalámbrica a internet (Wi-Fi) expone toda la parte superior del cuerpo y, si se coloca el ordenador portátil sobre la pantorrilla, también quedan expuestos los órganos reproductivos. Evidentemente esto no es recomendable, especialmente para los adolescentes y niños/as de menor edad. Por esta razón es necesario desaconsejar el uso de la tecnología inalámbrica por los niños/as, sobre todo en la escuela primaria. Esto no significa que los estudiantes no puedan conectarse a internet. Sólo quiere decir que el acceso a internet tiene que ser mediante cableado en lugar de por el aire (inalámbrico, Wi-Fi).

4. DESMANTELAMIENTO DEL WI-FI: la mayor parte de la gente no quiere vivir cerca de las antenas de una estación base de telefonía móvil o de Wi-Fi por motivos de salud. Sin embargo cuando se usa el Wi-Fi (routers inalámbricos) dentro de un edificio es equivalente a tener una antena instalada en el interior del edificio en lugar de en el exterior, lo cual es potencialmente mucho peor con respecto a la exposición a las microondas, ya que usted se encuentra más cerca de la fuente de emisión.

Las bibliotecas de Francia están quitando el Wi-Fi debido a la preocupación tanto de la comunidad científica como de los empleados y usuarios de las bibliotecas.

La Junta Escolar de la ciudad de Vancouver (VSB) aprobó una resolución en enero de 2005 que prohíbe la instalación de antenas de telefonía móvil en un radio de 1000 pies (305 metros) de los centros escolares.

Palm Beach, Florida, Los Ángeles, California, y Nueva Zelanda han prohibido las antenas y estaciones base de telefonía móvil cerca de las escuelas por motivos de seguridad. La decisión de no colocar antenas cerca de las escuelas se basa en la probabilidad de que los niños/as sean más susceptibles a este tipo de radiación.

¡Es obvio que, si no queremos antenas “cerca” de los centros escolares, con toda seguridad no vamos a querer antenas “dentro” de las escuelas! La ruta más segura es tener acceso a internet a través de cables y no por tecnologías inalámbricas. Si bien esa alternativa es más costosa a corto plazo, es la alternativa menos cara a largo plazo si incluimos el factor del coste en problemas de salud tanto para el personal docente como para los niños y niñas.

5. RECOMENDACIONES: Diversos países y organizaciones han establecido recomendaciones para limitar el uso del teléfono móvil, entre ellos, el Reino Unido (2000), Alemania (2007), Francia, Rusia, India y Bélgica (2008), así como el Departamento de Salud de Toronto (julio de 2008) y el Instituto de Cáncer de Pittsburgh (julio de 2008). Si bien estas recomendaciones se refieren al uso del móvil, son aplicables también a la exposición al Wi-Fi, ya que ambos utilizan la radiación de microondas. Es más, los ordenadores con Wi-Fi exponen una parte mayor del cuerpo a esta radiación que los teléfonos móviles.

6. PRINCIPIO DE PRECAUCIÓN: Incluso quienes no “aceptan” la ciencia que muestra los efectos biológicos nocivos de la exposición a las microondas tienen que reconocer la necesidad de tener cuidado cuando se trata de la salud de los niños/as. Esta es la razón por la que tenemos el Principio de Precaución, que declara:

A fin de proteger el medio ambiente, los Estados, según su capacidad, deben recurrir a una amplia aplicación del Principio de Precaución. Cuando existan amenazas de daños graves e irreversibles, no se debe utilizar la falta de certidumbre científica total como excusa para aplazar medidas eficaces en relación al coste encaminadas a prevenir la degradación del medio ambiente.

En este caso donde dice “Estados” debe incluirse las Juntas de Gobierno Escolares y a todas las personas que adoptan decisiones relacionadas con la salud de los niños/as.

Los dos entornos ambientales más importantes en la vida de un niño o niña son el hogar (sobre todo su dormitorio) y la escuela. Por esta razón es imperativo que estos dos entornos se mantengan tan seguros como sea posible. Si vamos a cometer un error, por favor, que ese error sea inclinarnos por la excesiva precaución.

Presentado atentamente:

Dra. Magda Havas,

Catedrática

Universidad de Trent

5 de mayo de 2009



Picoantenas: Jugando al escondite

Artículos Posted on Tue, June 24, 2014 00:34:30


Mira tú! Escondidas, lo que se dice escondidas no están. Aún es peor, la trampa es mimetizar las con el paisaje urbano, dirán que para evitar la contaminación estética de las fachadas, las esconden dejándolas bien a la vista pareciendo ser parte de un luminoso comercial de un banco, (¿también esto, tíos?) de una mercería o de un taller mecánico; la alarma de un portal o un medidor de vaya a saber qué instalado sobre una farola… Lo que pasa es que nadie que esté orgulloso de su obra deja de firmarla, de ponerle su marca…de hacer saber que es cosa suya y lo orgulloso que está de su producto y los beneficios que proporciona a usuarios y cliente…

bueno, los que envían anónimos no firman ¿en qué se parecen?