Nueva ley para regular la exposición a las ondas

http://www.lemonde.fr/planete/article/2015/01/29/une-loi-pour-encadrer-l-exposition-aux-ondes_4565339_3244.html

Une antenne-relais de téléphonie mobile.

Le
Monde.fr

Actualizado
29/01/2015 a las 17:58 | Por Pierre Le Hir

Esperada
desde hace dos años, la ley francesa que rige la exposición del público a las ondas
electromagnéticas generadas por las tecnologías inalámbricas (antenas
repetidoras, teléfonos móviles, tablets …) fue aprobada por los diputados,
el jueves, 29 de enero a finales de la mañana, a partir de una propuesta
parlamentaria del grupo ecologista. Fue aprobada mayoritariamente por
todos los diputados, mientras que la UDI se abstuvo – excepto Bertrand Pancher
(Meuse) que se ha pronunciado a favor de ella – y la UMP
votó en contra, al ver en ella unobstáculo para el desarrollo de las industrias
digitales.

Este
texto – la primera vez en Francia que se establece un enfoque
preventivo para abordar los posibles riesgos para la salud de las radio
frecuencias
– es el resultado de una verdadera carrera de
obstáculos, durante la cual sus ambiciones iniciales han sido recortadas
seriamente. El proyecto de ley, presentado en enero de 2013 por la diputada de
la Val-de-Marne Laurence Bee (Europe Ecologíe- Les Verts), se había remitido al
comité por los socialistas, antes de regresar a la Asamblea Nacional en enero
de 2014, bajo una forma edulcorada para luego ser aprobada en primera lectura
por el Senado en junio de 2014, todavía más recortada.

A
pesar de estos reveses sucesivos, el grupo ecologista decidió proponer la
votación sobre el texto para impedir su regreso al Senado, probablemente con
nuevos retrasos y recortes adicionales. Su adopción es definitiva y “los
decretos de aplicación se elaborarán sin demora”, se felicita
la Sra. Bee

NO A LA BAJADA DE LÍMITES

Al
final, la “Ley relativa a la sobriedad (moderación), a la transparencia a
la información y a la concertación en materia de la exposición a las ondas
electromagnéticas” aparece como un compromiso entre los partidarios de una
supervisión más estricta del sector y los operadores de telefonía móvil,
opuestos a cualquier freno regulador. “Este
texto no responde plenamente a todas las cuestiones”, reconoce la diputada
verde.
“Sin embargo, es un primer paso esencial.»

La
principal novedad es la introducción en la legislación francesa, de un principio
de “sobriedad (moderación)”
de la exposición publica
a los campos electromagnéticos. Este principio, sin embargo, sigue siendo vago
y no vinculante. No sólo significa la reducción de los límites de exposición
actual, de acuerdo con las frecuencias entre 41 y 61 voltios por metro (V / m),
aunque el proyecto de ley original llevaba el principio del “tan
bajo como sea razonablemente posible”
o 0,6 V / m.

PUNTOS ATIPICOS

L’Agence
nationale des fréquences (AFNR) (Agencia Nacional de Frecuencias), sin embargo,
hará todos los años un censo nacional de “puntos atípicos”, es decir,“lugares
donde el nivel de exposición de la población exceda sustancialmente los que
generalmente se observan a nivel nacional “
. Los operadores tendrán
que remediarlo en un período de seis meses, “cuando sea técnicamente
factible.”

La
exposición media en Francia es ahora aproximadamente 1 V / m, pero un estudio
del Comité opérationnel sur les ondes de téléphonie mobile, Copic, (Comité
operacional de ondas de telefonía móvil (Copic), que abarca dieciséis Comunas
(municipios) del territorio francés y publicado en 2013, informó de
algunos picos de exposición “de hasta 10 V / m en la máxima potencia
del emisor”, incluso si los niveles se mantenían por debajo de
0,7 V / m, en el 90% de los casos, el AFNR había considerado hasta ahora
como lugares atípicos aquellos donde la exposición excedía de 6 V / m.

En
cuanto al capítulo sobre la transparencia, la instalación de antenas
estará ahora sujeta a información previa a los alcaldes y presidentes de las
estructuras intercomunales. Y éstos pueden a su vez – pero sin obligación –
organizar una consulta con los residentes. Además, se llevará a cabo una
campaña “de sensibilización e información sobre el uso responsable y
racional de los dispositivos móviles”.

EL WI-FI PROHIBIDO EN LAS GUARDERÍAS

Un
artículo de la Ley se dedica a la protección de los jóvenes. Los dispositivos móviles serán prohibidos en “los
espacios dedicados a la recepción, al descanso y a las actividades de los niños menores
de 3 años”, es decir, guarderías y centros de día.
Sin
embargo, en contra de la voluntad inicial de los ecologistas, el Wi-Fi
permanecerá permitido en las escuelas primarias. Aunque, debe ser desactivado
fuera de las “actividades educativas digitales.”.

Por
último, la situación a menudo dramática, de las personas
con electrohipersensibilidad (EHS)
reciben por primera vez
consideración. El Gobierno deberá presentar sobre este tema un informe al
Parlamento dentro de un año.

Los
electrosensibles a la búsqueda de una tierra virgen de todas las ondas
electromagnéticas

Las
asociaciones “anti-ondas” prefieren considerar, también, que el vaso
está medio lleno y no medio vacío.

“Este texto, que es el primero dedicado al dosier de las ondas electromagnéticas y su impacto en el medio ambiente y la salud, marca una primera etapa en el reconocimiento legal de la necesidad de regular el desarrollo de la telefonía móvil y de todas las aplicaciones inalámbricas”, comenta la asociación Pour une réglementation
des antennes-relais de téléphonie mobile, Priartem, (Por una regulación
de antenas repetidoras de telefonía móvil)

En su opinión, “este primer esfuerzo legislativo debe ser un
estímulo para ir más allá en proteger a las personas.”

LLAMADA A LA PRUDENCIA

Esta
ley se aprueba en un contexto de acelerado desarrollo de fuentes de ondas
electromagnéticas, en particular, con el despliegue de la telefonía móvil de
muy alta velocidad, la 4G.

El 1 de enero de 2015, indica ANFR, el número de sitios
de antenas autorizadas en Francia para la 4G era, todos los operadores, de 18.699 – contra 12.525 del año anterior – incluyendo 15.424 servicio.

Si
no hay consenso científico sobre los peligros potenciales de las frecuencias de
radio para la salud, numerosos estudios y opiniones han llamado a la prudencia.

En
2011, la Organización Mundial de la Salud (OMS) las clasificó como
“posiblemente cancerígenas”.
Y
en 2013, L’Agence nationale de sécurité sanitaire de l’alimentation, de
l’environnement et du travail, Anses, (La Agencia Nacional Seguridad Sanitaria
de la Alimentación, el Medio Ambiente y el Trabajo) recomiendalimitar
la exposición de la población a las radiofrecuencias – especialmente de los teléfonos móviles – sobre
todo para los niños y los usuarios intensivos”
.

También
recomendó “controlar la exposición global de estaciones base de
telefonía móvil.”

Pierre
Le Hir

Periodista
de Le Monde